Tolerancia: un camino hacia la paz

Ab. JUAN JOSÉ HIDALGO, y,  

Ab. Martha Soledad Villacis

Para tratar este tema, es importar responder las siguientes preguntas: ¿Qué es la tolerancia? , ¿Cuáles son sus ventajas? Y ¿Cómo fundamenta la paz social y la democracia?

Tolerancia se refiere a la acción y efecto de tolerar, como tal, la tolerancia se basa en el respeto hacia lo otro o lo que es diferente de lo propio, por lo tanto, esta definición del valor medio tolerancia se identifica con la de otro valor: la empatía que es una cualidad de la postura de Centro,  y puede manifestarse como un acto de indulgencia ante algo que no se quiere o no se puede impedir, o como el hecho de soportar o aguantar a alguien o algo.

La tolerancia es un valor moral que implica el respeto íntegro hacia el otro, hacia sus ideas, prácticas o creencias, independientemente de que choquen o sean diferentes de las nuestras.

En este sentido, la tolerancia es también el reconocimiento de las diferencias inherentes a la naturaleza humana, a la diversidad de las culturas, las religiones o las maneras de ser o de actuar.

Por ello, la tolerancia es una actitud de centro fundamental para la vida en sociedad. Una persona tolerante puede aceptar opiniones o comportamientos diferentes a los establecidos por su entorno social o por sus principios morales. Este tipo de tolerancia se llama tolerancia social.Una epidemia de intolerancia, que se evidencia muchas veces por ideologías de sectores excluyente del resto,  transforma las comunidades y constituye un difícil problema en la sociedad.

LA UNESCO: ha subrayado que: “la tolerancia es un componente fundamental del respeto de los derechos humanos y para el logro de la paz”. En su forma más simple y básica, la tolerancia consiste en reconocer a los demás el derecho a que se respete su persona e identidad. Los modernos valores políticos y sociales que dieron origen a las actuales pautas internacionales en materia de derechos humanos, se expresaron por primera vez como una exhortación a la tolerancia, conceptuada como elemento fundamental para mantener el orden social.

DIAGNÓSTICO DE LA TOLERACIA Y DESCRIPCIÓN:

La tolerancia no es un fin, sino un MEDIO. Es la calidad esencial mínima de las relaciones sociales que permite descartar la violencia y la coerción. Sin tolerancia, la paz no es posible. Con tolerancia es posible hacer realidad numerosas posibilidades humanas y sociales. En particular la evolución de una cultura de paz.

La intolerancia y el ciclo de la violencia

La intolerancia tiene su origen en la creencia de que el grupo, sistema de creencias o modo de vida propio es superior al de los demás. La intolerancia puede tener consecuencias muy diversas, desde la simple falta de civismo o desafección hacia otros hasta complejos sistemas sociales como el apartheid o la destrucción intencionada de un pueblo en un acto de genocidio. Todas esas actitudes tienen su origen en la negación del valor fundamental de la persona humana.

Así, el objetivo primordial de la educación para la tolerancia es la apreciación y el respeto hacia la dignidad humana y la integridad de todas las personas. En esto reside el valor esencial de toda teoría de los derechos humanos y de las pautas internacionales en la materia. Ese objetivo es el principal motor de los esfuerzos para lograr la paz, es la fuente de inspiración de las formas democráticas de gobierno, y es la antítesis de la intolerancia.

La intolerancia es un síntoma que puede acarrear una peligrosa enfermedad social: la violencia. La violencia es una patología que requiere la movilización de todos los esfuerzos posibles para proteger la salud y el bienestar de la sociedad. La tolerancia es la “medicina preventiva” en forma de educación permanente para la paz, los derechos humanos y la democracia.

CLASES DE TOLERANCIA:

–    Tolerancia Social

–    Tolerancia Civil

–    Tolerancia y progreso

–    Tolerancia Política

–    Tolerancia Religiosa

–    Tolerancia Cultural

–    Tolerancia Étnica

–    Tolerancia Individual

SÍNTOMAS DE INTOLERANCIA:

Manera de hablar: Denigrar y utilizar un lenguaje despectivo o exclusivista que desvaloriza, degrada y deshumaniza a grupos culturales, raciales, nacionales o sexuales. Negar el derecho a usar una lengua.

Tipificación mediante estereotipos:Describir a todos los miembros de un grupo caracterizándolos con los mismos atributos, generalmente negativos.

Burlas (ejemplo Buylling):Poner de relieve determinados comportamientos, atributos y características de personas para ridiculizarlos o como insulto.

Prejuicios:Juzgar fundamentándose en generalizaciones y estereotipos negativos y no en hechos reales o en comportamientos específicos de un individuo o grupo.

Acusación a víctimas propiciatorias: Culpar de acontecimientos traumáticos o problemas sociales a determinado grupo.

Discriminación:Privar de beneficios y excluir de actividades sociales basándose principalmente en prejuicios.

Ostracismo:Comportarse como si el otro no estuviera presente o no existiera. Negarse a hablar o a reconocer a otros o a sus culturas (llegando incluso al etnocidio).

Hostigamiento:Comportarse deliberadamente con objeto de intimidar y degradar a otros, frecuentemente con la intención de excluirlos de la comunidad, organización o grupo.

Profanación y degradación:Deteriorar símbolos o estructuras religiosos o culturales para desvalorizar y ridiculizar las creencias e identidades de aquellos para quienes esas estructuras y símbolos son significativos.


Intimidación:Valerse de una capacidad física superior o del hecho de ser más numerosos para humillar a otros o privarles de sus bienes o de su situación.

Expulsión:Expulsar o denegar oficialmente o por la fuerza el derecho a acceder o permanecer en un lugar, grupo social, profesión, o lugar en que haya actividades del grupo, particularmente cuando de ello depende la supervivencia: por ejemplo, el lugar de trabajo, la vivienda, etc.

Exclusión:Denegar la posibilidad de satisfacer necesidades básicas y/o de participar plenamente en la sociedad o en determinadas actividadescomunales.


Segregación:Imponer la separación de personas de distinta raza, religión o sexo, generalmente en perjuicio de un grupo (como en el caso del apartheid).

Represión:Impedir por la fuerza el disfrute de los derechos humanos.

Destrucción:Practicar el confinamiento, los malos tratos, la expulsión fuera del área en que se obtiene la subsistencia, los ataques armados y los asesinatos (hasta el extremo del genocidio).

Algunas formas graves de intolerancia:

Sexismo: Políticas y comportamientos que excluyen a las mujeres de una plena participación en la sociedad y del disfrute de todos los derechos humanos; atribuido al supuesto de que los hombres son humanamente superiores a las mujeres. Aquí también se incluye la exclusión por temas de identidad de género.

Racismo:Negación de derechos humanos por razones de raza; justificado con la afirmación de que algunos grupos raciales son superiores a otros.

Etnocentrismo:Apartamiento por razones de cultura o de lengua; justificado con la idea de que existen distintos grados de valía y de “adelanto” entre culturas.

Antisemitismo:Actitudes y comportamientos de prejuicio, discriminación y persecución perpetradas contra judíos.

Nacionalismo o Regionalismo:Creencia de que determinada nación es superior y tiene derechos sobre otras.

Fascismo:Creencia de que el Estado no debe tolerar el disentimiento o la diversidad y de que tiene autoridad para controlar las vidas de los ciudadanos.


Xenofobia:Aprensión y aversión hacia los extranjeros y personas de otras culturas. Creencia de que el “extranjero” perjudicará a la sociedad.

Imperialismo:Dominación de una persona o personas por otra, para controlar el patrimonio y los recursos de los dominados.


Explotación:Utilización del tiempo y el trabajo de las personas sin una remuneración justa; utilización imprudente y excesiva de los recursos y del entorno natural.

Represión religiosa: Imposición de una religión concreta o de sus valores y prácticas, y privilegio de los miembros de esa religión respecto de otros, alegando que la religión impuesta es la única interpretación auténtica de la verdad religiosa o espiritual.

LA VIOLENCIA: UNA HERRAMIENTA POLÍTICA EQUIVOCADA

La violencia como mecanismo legitimador para alcanzar o defender una postura o ideología política genera graves resultados en la psiquis colectiva, produciendo sentimientos tales como: incertidumbre, odio, ira, inestabilidad, deshonestidad, inseguridad, temor, etc.; es decir,  todos aquellos que en general impiden un normal desempeño en la interrelación de los ciudadanos, generando así lo que en criminología se conoce como: VIOLENCIA ESTATALVIOLENCIA INSTITUCIONALVIOLENCIA SOCIAL Y VIOLENCIA INDIVIDUAL.

La violencia afecta a las personas, impidiendo la generación de riqueza, limitando la educación, fomentando el regionalismo, la desconfianza mutua, en fin, construyendo toda clase de muros que impiden el progreso social y económico, destruyendo toda posibilidad de PAZ SOCIAL

Para entender la importancia y la necesidad de la construcción de La Paz Social, hay que considerar que estos procesos de legitimación y deslegitimación mediando la violencia política  son en sí actos de agresión social, pues al ser político el “discurso de odio” nos envuelve a todos los que los escuchamos o a los cuales está dirigido. 

Al contrario en un conflicto social, normalmente los valores morales y sociales inhiben las acciones violentas, por lo que es de esperar que los grupos que emplean la violencia como medio de acción política la legitimen necesariamente recurriendo a una estrategia discursiva que contenga la deslegitimación del adversario.

Kelman y Hamilton (1989) han identificado tres procesos sociales que facilitan la participación de las personas en acciones violentas: cuando las acciones son explícitamente ordenadas y aprobadas por las autoridades legítimas (autorización), cuando las acciones se transforman en rutina como parte de acciones programadas tanto a nivel individual como organizacional (rutinización), y cuando excluyen al objetivo de estas acciones como miembro o actor moral de la comunidad (deshumanización). 

Es claro y definitivo que en el “discurso del odio” se verifica:

A) Hace imposible el establecimiento de una verdadera y real PAZ SOCIAL (NOS HACE INTOLERANTES);

B)Deshumaniza a su público, impidiendo la creación de acuerdos verdaderos en beneficios de todos, sobre todo aquellos que aseguren una vida en equidad y justicia;

C) Genera más violencia (Intolerancia) de todas las formas posibles, es decir, un efecto replicador; y,

D)Transmite anti valores a los ciudadanos así como que se identifique al vocero como un inmoral, es decir, aunque ha sido recurrente este tipo de discurso solo puede traer obscuridad y falta de progreso.

“La Declaración y Programa de acción sobre una Cultura de Paz”, aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas en octubre de 1999, que en su Art. 1 define cultura de paz como un conjunto de valores, actitudes, tradiciones, comportamientos y estilos de vida basados en el respeto a la vida, el fin de la violencia,…el respeto pleno a los principios de soberanía, integridad territorial e independencia política de los Estados…el respeto pleno y la promoción de todos los derechos humanos y libertades fundamentales; el compromiso con el arreglo pacífico de los conflictos; los esfuerzos para satisfacer las necesidades de desarrollo y protección del medio ambiente de las generaciones presentes y futuras; el respeto y fomento de la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres; el respeto y fomento de todas las personas a la libertad de expresión, opinión e información…”

Una CULTURA DE PAZ CIUDADANA, que pone en primer plano los derechos humanos, el rechazo a la violencia en todas sus formas y la adhesión a los principios de libertad, justicia, solidaridad y tolerancia, todo lo que la política debe de ser.

En resumen, lo que se promueve es:

Tolerancia: un camino hacia la paz”, pretendiendo con esto hacer consciencia de qué es la tolerancia, para qué sirve como “valor medio” para alcanzar otros fines, como el progreso, la paz, la justicia, la equidad, entre otros y generar una cultura de paz.

Colabora con la causa

Ayúdanos a mantener este sitio funcionando y expandiendo información de gran importancia y de interés para toda la humanidad, además con la aportación seguiremos promoviendo la paz en todos los aspectos de la vida humana y no humana. De antemano de agradecemos la ayuda

€2,00

Anuncios

Delinquency Prevention: “THE PROMOTION OF ETHICAL AND MORAL BEHAVIOR AS INHIBITORS OF CRIMINAL AND AS LONG-TERM MECHANISM OF REDUCTION OF CRIME”

AUTHOR’S NAME: Juan Jose Hidalgo Huerta, Advocate of the Courts of the Republic of Ecuador, Specialist in Criminal Law and Criminology. Research Institute of Legal Studies, Faculty of Law, Social and Political Sciences of the Universidad Catolica Santiago de Guayaquil.

SUMMARY:

APPROACH OF THE MAIN OBJECTIVES AND SCOPE OF THE INVESTIGATION:

Demonstrate that crime is caused by cognitive mechanisms of moral displacement, that crime can be reduced in number and aggressiveness, by promoting the practice of moral and ethical values, under which we affirm that these inhibit the more criminal drive effectively than punitive laws, since the body of formalized social control have been ineffective to do, which is shown after the analysis of statistical results on this subject have been made​​.

DESCRIPTION OF METHODOLOGY

Methodology of the project are: the compilation of results in workshops, surveys and analysis of crime statistics, compared with the theory behind the crime is caused by anomie of moral and ethical and moral shift cognitive mechanisms.

SUMMARY OF THE RESULTS

We observed that although the Ecuadorians have a moral and ethical code more or less structured and common, this code or moral norms usually shift when presented with specific cases by the questions asked in the surveys, although previous questions have been recognized by certain attitudes were not tolerable.
Similarly we see the high crime rates and the ineffectiveness of state institutions in their decline, the high level of impunity under the reduced number of judgments against complaints.
Finally, there are criminal policies and advertising campaigns based on our approach, which would serve as a useful tool for similar programs in our country.

GENERALIZATION OF THE MAIN CONCLUSIONS:

There are ways to reduce crime, with application of some tools that deliver social psychology, even; some have already been implemented in other countries.

KEY WORDS: delinquency, cognitive mechanisms, anomie, law, morality and culture.

INTRODUCTION:

IDENTIFYING THE PROBLEM AND ITS CURRENT TIME FRAME:

Ecuador is a country where crime rates are becoming more and more violent. The institutions responsible for controlling crime every year increase their budgets and staff, have made ​​a series of reforms to the criminal laws, including structural changes are being made at the National Judicial Police and the Ministry of Interior in order to combat crime, however, the problem of crime does not decrease and this is easily verifiable statistics on crime of any serious institutions constantly monitor the issue.

Just to confirm what is stated in the previous paragraph let’s verify some figures.In 2010, a total of 42,269 complaints for various offenses, the principal amount of the crimes reported are those classified as “crimes against persons ” 11,648 complaints and “crimes against property” with 10,231 complaints, representing 51% of the amount of complaints, it is noted that these crimes are mainly those that harm life, which is a worrying figure, since these statistics responds only to the city of Guayaquil.

Insisting on statistics, it is indicated that since this study have been conducted by the College ESPOL Politécnica del Litoral, we see that from 2005 to 2010 the figures increased the number of reported crimes against persons (homicide, murder, aggravated robbery, express kidnapping and rape)[1] in 5022 to 11,648,  a difference of 6,626 complaints in just 5 years only in the province of Guayas.

Moreover, only the National Police have increased tremendously the costs to combat crime[2], so that by 2001 the total revenue of the National Police was $ 6,800,000, while in 2004 this area of Revenue rose to 344,300,000[3] dollars,  an increase of 4,964%, without really having reduced crime rates or reflect the feeling of safety for Ecuadorians.

[4]By the late 80’s and early 90’s homicide rate per hundred thousand inhabitants was in Ecuador 10.3[5], the end of 2010 the homicide rate per hundred thousand inhabitants only in the province of Guayas was 21, 82 per hundred thousand inhabitants.

[6]For 2008 the total was 58,016 deaths nationwide, of which for traffic violations and there were 2,666 assaults (fights, murders and killings), the figure was 3,307, giving us a total of deaths from negligent and intentional violations of 5,973 people, or approximately 10% of deaths occurring in Ecuador in 2008 was caused by criminal acts
[7]American Commission on Human Rights (IACHR) has reported that there is failure of public security policies in Latin America, where it displaces crime to unemployment as the main concern of people, according to a report in Guatemala.
Given this grim scenario, it is necessary to analyze the causes which crime occurs and we have chosen to have an orientation that social psychology, particularly as crime occurs among other factors, shifts in moral and ethics their promotion, it could, as has happened in other countries, its reduction, for which there has been an analysis of our society.

THE JUSTIFICATION OF THE REASONS TO CARRY ON THIS RESEARCH:

It has suggested that crime will decrease with increasing penalties, to include new crimes, better equipping the police, prosecutors or criminal courts or building more prisons, moreover, were so wrong that we as a society to recognize the violation of human rights, as was the validity of the arrest became final as a justifiable means to reduce crime rates, ie, mechanisms to combat immorality immoral, as was expected, the answer is that Even if we try, more and more murders, robberies, rapes, etc., and these, are becoming more violent.

As the status quo and be clear that the means of social control have failed formalized crime control, it becomes necessary to approach new ways to prevent and control the rising crime, therefore the beginning of this research.

The crime and its relation to morality and ethics:

[8]The basis of the crimes are the flaws in the moral formation of individuals, is the ignorance and lack of practice of virtues.

Virtues are human powers, which forms stable record of performance gain called habits, if they are positive are called virtues, if negative, are called vices. Virtue, so it is a positive quality, which is good habits, bowing to the person to think, speak and act well, people social pros. The moral virtues, protect and perfect the behavior of people, the practice of anti-values​​, or the lack of knowledge of moral values​​, to result in antisocial and their actions are crimes.

[9]Certainly, individuals who live in Ecuador we strive to develop legal codes to protect our individual rights and public. But thelawistotallyinadequateto createinus the awarenessofeviland good. In the words of Baron de Hollbach The man who is only fair, may well ignore all social value.”

[10]In short, the crimes are against the moral vices, they are a sociological phenomenon, psychological, cultural and economic, that have solutions, not just in law enforcement, but in a multidisciplinary set of measures to encourage and promote general practice moral and ethical values, crime as we know it affects the moral first and then the right, the lack of moral values ​​will directly affect the lack of inhibitors of criminal behavior.

FORMULATION OF THE HYPOTHESIS AND RESEARCH QUESTIONS:
Hypothesis / Research Questions


Promoting moral and ethical values ​​can decrease the crime situation as these inhibitors of criminal behavior, given that criminal liability arises from the consciousness and the will?

General Purpose


To demonstrate that crime can be reduced in number and aggressiveness, by promoting the practice of moral and ethical values, under which we affirm that these inhibit the criminal impulse, more effectively than punitive laws.


Specific Objectives

1 .- To demonstrate that the promotion of the practice of moral and ethical values ​​creates a link with the state and society, reducing crime opportunities.
2 .- To assess the actual knowledge of the moral and ethical values ​​of society in general.
3 .- Link to the general public in combating crime from their field of occupational and social development, but this put them at risk and at no great cost in comparison to the resources used by the institutions of formalized social control.

THEORETICAL APPROACHES:


REFERENCE FRAMEWORK


For the development of this research work was based on research conducted by Professor Albert Bandura, based on what he calls the[11]cognitive mechanism of moral disengagement, which are related to the reconstruction of the behavior itself.

[12]Bandura explains how there are many psychological maneuvers by which moral self-sanctions can be disconnected from the human behavior by redefining the harmful behavior as honorable by moral justification, advantageous social comparison (or palliative) and euphemistic language. In conclusion, the moral disengagement are (moral disengagement) those thoughts and judgments that people use to justify their behavior.
Bandura explains that human beings have developed moral standards with which our lives are governed. These standards are those moral principles that we know, which we assume to be valid and we try to follow in our daily behavior, for example, to respect the lives of others or hurt others. These are moral standards because they involve the recognition of the rights of others, and respect for their dignity as human beings. However, humans are able to use many “psychological maneuvers” by which we can put aside these standards and act contrary to them.
Usually, people keep moral self-censorship process, we talk to ourselves about right and wrong of our actions and censor ourselves when we behave improperly or unethically. However, in many cases this moral self-censorship can be disconnected from the correct behavior, so we can take action without self-censorship so wrong.

Bandura proposes the following mechanisms of moral disengagement, which are explained below:

Moral justification, the conduct is made ​​personally and socially acceptable by presenting laudable social goals such as “Let’s kill all the terrorists for the good of society. “

• Advantageous comparison, each behavior is in one way or another depending on how you compare, example, are corrupt but they do work.


• Using the euphemistic language, behaviors may have different appearance depending on how they name, such as my son is not corrupt, just made ​​a mistake.


• Minimizing, ignorance or distortion of consequences, through ignorance or minimizing the effects of behavior, eg nothing happens, if I vote this speck kid.


• Dehumanization, the offender through the perception builds the victim, eg, I have not killed a human being but a poor wretch who deserved it.


• Attribution of guilt, victims are considered guilty of the damage they receive, such as she searched for him for dressing so provocatively.


• Shifting of responsibility, obscuring or minimizing the agency of the person causing the damage, example, I just following orders, were not my ideas.


• Diffusion of responsibility, accountability is blurred division of labor or collective behavior, example, is not nobody’s fault. All participate.


My opinion is that Bandura’s right and therefore it is necessary to promote moral and ethical values ​​to avoid disconnection of morality, and that through this man will inhibit their criminal impulses, thus achieving prevention and reducing crime.

On the other hand was also taken as a theoretical framework, the behavioral theory of crime, social learning, Merton and anomie of Durkheim, the differential association theory and theories of subcultures. Furthermore, we investigated the results of citizen education program in Bogotá, Colombia between 1995 and 1997, which was based on the harmonization of the Law, Morality and Culture AnthanaMockus, which confirms our point of view, as crime rates declined during this period dramatically.

METHODOLOGY:

Design: The experiment was conducted random surveys and workshops.
Population: the case of surveys classify themselves socially (high, medium, low), the workshops were conducted for law students between 18 and 24 years on average.

The environment: the surveys were conducted in different parts of Ecuador, Salinas, Guayaquil, and Pallatanga, Samborondom, only workshops at the Faculty of Law, Catholic University of Santiago de Guayaquil.

Interventions: surveys, workshops and statistical analysis and study of theories.

Statistical analysis: simply random.

RESULTS:
Statistical Analysis


[13]The most current report on violence done in Ecuador, is carried out by Professor Phillp Alston, UN Special Rapporteur, made ​​in 2010, the same as a partial transcription: “The homicide rate has doubled in Ecuador the past 20 years. In 1990 was of 10.3 homicides per 100,000 inhabitants in 2009 was 18.7 and the estimated date for 2010 suggest an increase to 20. However, estimates provided by government authorities indicate that only 1.3% of deaths reported to police effectively ended in a conviction. And it is almost certain that this rate is overestimated. According to some intelligence estimates, the police received complaints Sucumbíos only every three or four murders in the province. This could lead the overall rate at a level below 1% and would give Ecuador one of the lowest rates of conviction for deaths that I have found in any country. The bottom line is that today in Ecuador the possibility of be convicted for killing a person is extremely low. ” [14]

SURVEYS:


The survey was conducted in a Universe of 100 people, 61 were in the city of Guayaquil, Guayas Province, 16 in Salinas, Santa Elena, 7 in Pallatanga, Province of Chimborazo, 16 in Samborondon, Guayas Province.


Economic class indicated by the respondents themselves was: as poor class 25, 69 and wealthy, middle class 6.


Reviewers are consulted if they were able to define what was moral, the result was that the 6% replied no, 40% have an idea and 54% said yes.


On the frequency with which people are talking or speaking of morality in their daily lives, 52% indicated that very rarely, 13% never, 18% said many times, always 15%, 2% did not answer.


In Question 3, related to the cognitive mechanism of displacement moral “reasonable justification” were consulted: Should we kill rapists of children? 38 answered yes, 38 responded in some cases and not just 24.

With regard to the mechanism “AdvantageousComparison” it was asked: Would you justify a public official being corrupt as long as he does work for the community? 83 people said no and 17 yes.

On the mechanism “minimization, ignorance or distortion of consequences” found in questions 5 and 6,Do you think that throwing garbage to the street or not crossing the zebra pedestrian lines are actions that really harm society? 91 answered yes, and 9 answered no.


In relation to Question 10: Are you willing to pay an additional value for a procedure to be decided faster? 51 of the respondents answered yes, 44 no and 5 did not want to answer, worth pointing out here that this question also concerns the mechanism of “comparative advantage”

Regarding the mechanism “dehumanization” Do you think all the offenders should be removed because they are bad for society? 40 people said no, 38 said that in some cases, 18 answered yes and 4 did not respond.


On the mechanism “attribution of guilt” was asked: Do you think that a woman who dresses and acts provocatively in an environment where drugs or alcohol are ingested is partly responsible for any abuse against her? 44 people said yes, 36 people can be, 16 said no and 4 did not answer.


Finally the mechanism “that causes minimal agency in the damage it causes” was asked: In your work, by direct order from your boss, would you justify committing a regulatory offense or minor offense? 53 people said no, 16 yes and 27 which can be, 4 people did not answer, also ask for financial need of the Actuary “illegally? 58 percent said no, 32 can be, 6 yes and 4 blank.


[15]Additionally, questions were asked to 10 random people in the city of Guayaquil “if they thought that stealing was wrong? All answered yes when asked whether “knowingly buy pirated movies that damage the property, and that is a crime? All answered yes when asked to explain why the replies were unanimous in stating that they were cheaper.

FIRST WORKSHOP:

We conducted a media workshop on formal and informal social control, with my students of the art Special Laws Criminal Regime II, in the period 2010, the tenth cycle (10 people), with a brief explanation of what each meant and sociological and psychological theories of crime and the importance of morality and ethics as inhibitors of criminal behavior reached the following conclusion:
 

[16]“Overall, we conclude that the deviation is adaptive and is both a threat to social stability and a form of protection.”

SECOND WORKSHOP:

The second workshop was held with my students in the first cycle “E”  of the class of Political Law, the workshop discussed the basic concepts of social control as a set of practices, attitudes and values, to maintain the established order in society. The existing means of social control –formal and informal- and the kinds of horizontal and vertical partnerships.


Explaining which are the means of social control and their  importance, we begin to analyze which were more effective in the search for pro-social attitudes, under horizontal and vertical models, so that was asked students how many of you in everyday life talk about morality? Replying to a universe of 35 students, as follows: 11 did so often, 22 rarely, 1 always and 1 never. In turn, we consulted: How many of you believe that individual moral inhibits crime and corruption better than rule of law? Answering 22 yes and 13 no.  How many believe that Ecuador should foster a community model where horizontal ties take precedence over the vertical to reduce crime? Answers for the vertical 2 and for the horizontal 29 and 4 people said that the two should work in parallel.

DISCUSSION

The first thing we noticed was the increased crime rates, it has been commensurate with the increased police budgets, but should decrease. The effect was totally against increased crime.

Another issue that makes me alarmed, is the high level of impunity, which we knew beforehand that it was high, however, know that less than 1% of murders in Ecuador remain unresolved, the State speech that is irrelevant and even unable, to resolve what is so important and essential as a citizen’s life.

This demonstrates, as has been already indicated, that Ecuador and the control means arranged do not effectively solve crimes, as expected, and that serves to inhibit criminal behavior. If we assume that effectively inhibits an offender committing a crime by the possibility of imprisonment, the high levels of impunity, left it clear that that possibility is less than 1%, now please add to this the mediation of justice and his exaltation of impunity by the public authorities, best thing to do, any chance of inhibition becomes almost nil, since it is presumed, be understood, if I commit a crime to be punished, it is shown that almost never happens and it is established in the minds of offenders, since many are themselves public officials, prosecutors, judges and police who say it publicly and openly. Then clearly it is necessary to find other ways to find answers to why the crime occurs, how to prevent and decrease.

The answer is the ethical and moral values ​​as natural inhibitors of criminal behavior, his lack of discussion as a cause of increased crime, its dissemination as a means of prevention and reduction, and finally as the main cause of the commission of crimes cognitive shift of morality.

From this statement, the result of surveys and workshops are known to the questions and hypotheses that have been answered fully, as in Ecuador morals and ethics are not discussed and if it does, in most cases is not very often.Second, we can also verify this, when we analyzed the responses to each of the questions that were made based on the eight mechanisms of moral disengagement, so that caught my attention, that the question of “comparative advantage” if is justified for a public official to be corrupt if the person works, most answered NO, however, when considering the question 10 whether they would be willing to pay an additional value for a process to be resolved quickly, more than half answered yes, giving the conclusion that when it comes to individual cases they justify the payment of a bribe, knowing it is an act of corruption.

Another thing I noticed was the question that if they thought that stealing was wrong, all answered yes; however, when asked if everyone bought pirated movies, knowing it was a theft of intellectual property all said yes. Also here, when the moral norm is individualized, the overall value not to steal, moves to find a justification, as it is too expensive, or that everyone does, here again we see that the mechanisms of moral disengagement are fully met by Bandura.

One of the things that attracted most attention were the answers to the questions connected “to the attribution of guilt” that warranted where the women are guilty of their own abuse, 44 people said yes and 36 can be, when any abuse against women is totally reprehensible, we see that it once again verifies the moral movement, since obviously the respect for women is part of our cultural morality.

Additionally, another question that shows the movement of the moral is referred to “reasonable justification”. This question raised the possibility to kill all the rapists of children. 38 said yes, and 38 answered that in certain cases. Worth pointing out that at no time raised the possibility that death was a result of a sentence, that they had asked if you agree with the death penalty for child rapists, which suggests that simply be designated and justifies the possibility of a homicide by the quality of the victim or the aggressor.


In conclusion, we can reduce crime with the strengthening of moral and ethical values, they not only inhibit criminal behavior, but also reinforce the common values ​​of society, with this, we believe that in the long term we could reduce crime rates and make appropriate prevention which involves different sectors of society.

It is worth mentioning what happened in Colombia and its plan of civic culture based on the harmonization of the Law, Morality and Culture, which has already been tested and whose main thought: [17]The divorce between the three systems is expressed in illegal but morally and culturally approved, disapproved illegal actions and culturally acceptable but morally judged and illegal actions, recognized culturally and morally unacceptable but tolerated, accepted. And as legal obligations are not recognized as moral obligations or in certain social circles are not incorporated as culturally accepted obligations. “

Ensuring that the law is morally and culturally acceptable is more effective than trying to reduce crime laws only with the example of Colombia could be a good standard to apply in our country, first by the similarity of our culture and second, by their results.

We believe that the next step is to create a program to promote moral and ethical values, broadcasted by public and private institutions to measure their results and thus provide a basis to support a national criminal policy agenda.

BIBLIOGRAPHY


[1] 1Worth pointing outthatthisisaclassification made bythepolytechnic institutionforpurposesof the statistical workanddoes not respondto the classification madebyourPenalCode

[2]Consideringthatthe legaland social aspects ofpolice ispublicsafetyandcrimecontrol

[3] fromtheMinistryof EconomyandFinance(2006)Integrated Financial ManagementSystem, Reporttakenfrom thesecuritysectorin LatinAmericaandtheCaribbean2006, “Prepared byFLACSOChile.

[4] http://www.eclac.cl/publicaciones/xml/7/4657/lcl1179e.pdf, theUNreport, CEPAL, ECLAC, Series: Citizen Securityand ViolenceinLatinAmerica: Diagnosisand policiesinthe nineties, for ArrigadaIrmaandLorenaGodoy, sourcesAyres(1998), OPS(1998), PeruInstituteINEI(1998), PazCiudadana(1998) IDB(1998)

[5] 5Majorreported crimesagainstpersonsand property”reported in the Public Prosecutor inthe cityofGuayaquil

[6] Source: INEC .-censusto2001, with projectionsto2008

[7] Source: Diario el Comercio

[8] PUBLIC POLICIES FOR CRIME PREVENTION, Edgardo Torres Lopez, http://www.eumed.net/rev/cccss/06/etl.htm, electronic journal “Contributions to Social Sciences, editor: Juan Carlos M. Coll (CV) JISSN: 1988-7833

[9] The ethics of civil society, Adela Cortina, Chapter 3: The magic formula of moral pluralism. University of Chile, Department of Science degree.Content of Basic Training, http://www.plataforma.uchile.cl. Ethics

[10] PUBLIC POLICIES FOR CRIME PREVENTION, Edgardo Torres Lopez, http://www.eumed.net/rev/cccss/06/etl.htm, electronic journal “Contributions to Social Sciences, editor: Juan Carlos M. Coll (CV) JISSN: 1988-7833

[11] Mechanisms of Moral Disengagement. TomadodeBandura, A. (1999). Moral disengagement in the perpetration of inhumanities.Personalityandsocialpsychologyreview, 3 (3), 193-209.  http://www.comitenorte.org.mx/ciudadania/docs/albertbanduramoral.pdf

[12]Mechanisms of Moral Disengagement.TomadodeBandura, A. (1999). Moral disengagement in the perpetration of inhumanities.Personalityandsocialpsychologyreview, 3 (3), 193-209.  http://www.comitenorte.org.mx/ciudadania/docs/albertbanduramoral.pdf

[13] Sources: El Universo: http://www.eluniverso.com/2010/07/18/1/1355/informe-philip-alston-relator-onu-sobre-ecuador.html

[14] This report was transcribed with the intention of verifying the current status of the means of social control formalized and their low effectiveness in crime control, prevention and inhibition, as it shows the state of affairs inhibit the possibility of violent conduct “Fear of punishment” is almost zero

[15] Not worth doing more surveys on it because it is a fairly common phenomenon in our country

[16] Conclusion was made ​​with students in Special Laws Criminal Regime II therefore reflects the views of the two courses.

[17] Refersto a systemof regulationof individual behaviorandsocial

Colabora con la causa

Ayúdanos a mantener este sitio funcionando y expandiendo información de gran importancia y de interés para toda la humanidad, además con la aportación seguiremos promoviendo la paz en todos los aspectos de la vida humana y no humana. De antemano de agradecemos la ayuda

€2,00

Un breve ensayo sobre Educación y Violencia


A continuación les comparto un breve ensayo que hice en la asignatura de  Políticas y Prácticas para la Educación dentro del Máster en Cultura de Paz, Educación, Conflictos y Derechos Humanos que estoy terminando en la Universidad de Granada, se aborda la relación entre la educación y la violencia y se evidencia que no siempre un pueblo más educado es menos violento, espero sea de su agrado y como siempre encantado de recibir criticas y comentarios 
¿Cómo puede haber tanta crueldad cuando la educación se ha venido extendiendo a lo largo de los siglos?

Por: Juan José Hidalgo Huerta 

1.- Introducción:

Cuando se nos propuso por parte de Usted un ensayo como tema libre acerca de la educación y no hacíamos la pregunta en relación al Holocausto y la segunda guerra mundial ¿Como un pueblo tan educado como el alemán pudo ser capaz de semejante barbarie?, puedo responderle dándole una serie de argumentos de cómo la intervención nazi en el sistema educativo calo hondo en la conciencia colectiva de niños, adolescentes e incluso adultos, de cómo se presentaban en los textos educativos el discurso antisemita, de cómo por años se ponderaba el ejercicio para formar la raza superior, de cómo se establecieron roles diferenciados para hombres y mujeres, el hombre para defender a la patria y a la mujer para atender al soldado, de cómo la:  “La finalidad de la educación no es la cultura; no es la libertad espiritual; no es la emancipación de la mente. La educación es una preparación para la vida de la  “Fuerza” a través de las conquistas del Führer. Las bases de la cultura son las SA y las SS como fuertes pilares. Así se consigue que no existan ya “cultos” e incultos”, sino una sola fe: “la fe de una nación en su poderío y en su Führer[i]

En palabras Gregor Ziemer: “Las escuelas y los centros docentes de la Alemania nazi eran verdaderas cunas e incubadoras de la ideología nazi[ii].
Todo lo dicho fue gestado por el nazismo cuando el mismo Adolf Hitler dijo en un discurso el 6 de Noviembre de 1933:

“Cuando un opositor dice: , yo le respondo sin inmutarme: Tu hijo ya nos pertenece… Tú pasarás. Sin embargo, tus descendientes ya se significan en el nuevo campamento. Pronto no conocerán más que esta nueva comunidad”»

Ante semejante declaración se explica porque las escuelas tenían que transmitir razones y conceptos para crear enemigos y su forma de ser, enemigos como por ejemplo los judíos que eran el mayor y principal de esos enemigos. El derecho que tenían los alemanes como seres más fuertes por el ideal del hombre dominador duro en la lucha, con virtudes innatas propias de una raza superior. 
Sin entrar en detalles estos podrían ser a breves rasgos algunas de las justificaciones que intentarían dar una explicación de cómo el pueblo alemán fue generacionalmente indoctrinado a través del sistema educativo para justificar una guerra, la matanza del pueblo judío e incluso la fiereza con que pelearon esa misma guerra, en especial los jóvenes, sin duda alguna el gobierno alemán vio en la educación la mejor forma de asegurar no personas educadas sino “partisanos” de un régimen maligno, la educación en este caso llevada el extremo del servicio del Estado y de la ideología imperante en ese momento, vemos pues que el sistema educativo no solo dio conocimiento, instruyó y creo una serie de normas sociales que hicieron de lo más cruel algo “normalizado”, esto explicaría por ejemplo como Herta Bothe quien pasó veinte años en prisión luego del Juicio de Bergen-Belsendeen una entrevista antes de morir sin remordimiento alguno acerca de su participación como administradora del campo de concentración de Bergen- Belsen y  Auschwitzs, responde: 

Qué quiere decir, ¿que cometí un error?, no… no estoy segura de lo que debería responder, ¿cometí un error? No. El error fue el campo de concentración, pero yo tenía que hacerlo[iii].  

Es claro que por más que intentemos entender a profundidad las razones por la que el pueblo alemán y sus aliados cometieron tremendas atrocidades quizás nunca encontremos la respuesta definitiva, posiblemente indagando su historia, el terrible tratado de Versalles, la extrema pobreza, la falta de una verdadera estabilidad política , entre otras causas, hilando entre ellas explicaría un poco esta horrible tragedia, pero sin lugar a dudas los procesos de formación desde los programas educativos hasta la Ligas de Juventudes Nazis explicarían a fondo la cosificación del pueblo judío hasta la idea de una raza destinada a dominar el mundo. 
Sin embargo, en esta introducción, y, aun guardando las diferencias, deseara preguntarme ¿Lo hecho por los nazis sigue ocurriendo actualmente aunque en escalas diferentes?, estoy seguro que en Corea del Norte donde se hace culto al Presidente como a un Dios sí, o en Venezuela donde se reza en padre nuestro de chaves en actos políticos públicos por supuesto que sí, o en países donde imperan las guerras internas en el cual se roban niños para adoctrinarlos hasta el punto de mandarlos a matar a sus propias familias o miembros de sus tribus sin duda alguna el modelo nazi sigue vigente; el proceso de educación manchando o para manchar de sangre sigue ocurriendo, mientras el mundo vive sus propias guerras, mientras los niños son el blanco de la violencia para hacer violencia, nosotros los “educados” andamos en nuestras propias guerras “ideológicas” para saber que es primero el huevo o la gallina (favor disculpar el sarcasmo).

Ahora bien dejemos el sarcasmo y la incivilización (por así decirlo) y entremos en el terreno que nos compete, la educación en el mundo occidental, aquí me nacen otras  preguntas ¿Esta nuestra educación exenta de adoctrinamientos? diría sutiles y no tan sutiles, ¿Se ha convertido la educación en la herramienta eficaz del mercado donde no crea ya soldados sino productores y consumidores de ese mercado? Estoy seguro que sí. Y aquí una reflexión antes de persistir, quizás me aleje del tema central del ensayo, pero ¿Cual estado de bienestar en un mundo donde existen 65.5 millones de refugiado? le ruego al maestro me disculpe pero sería hipócrita de mi parte hacer un brillante ensayo acerca de muchos escritos y citando a renombrados autores, pero si se me pide tener conciencia crítica lo haré aún arriesgándome a obtener una nota no deseable no sin antes tener la esperanza de decir que se puede  educar de otra forma y es hora que la educación sea pacifica para convertir personas al servicio de la paz, para mí no tiene sentido otra forma de educar.

El modelo nazi dejó de existir, y digo nazi porque aunque ya no hay un enemigo visible y cruel, su modelo de imposición y de derrotar a los otros está todavía muy vigente en el sistema político y económico mundial, basta echar un vistazo a cualquier periódico o noticiero internacional para darnos cuenta que aunque la gran guerra terminó el adoctrinamiento de superioridad actualmente está muy vigente.

2.- FUNDAMENTACIÓN:

Este ensayo trata de determinar que la educación, como  proceso que incluye  socialización e instrucción, no se ha alejado del modelo de crear individuos que desde muy pequeños sean demandables para el mercado y para un modelo de Estado-Nación, es así que como vimos en clase, la escuela como lugar que se usaba en la revolución industrial para formar personas con capacidad técnica y “robotizada” para operar las máquinas y que entienda que ese era su lugar en el mundo, en la actualidad ese mismo proceso se reproduce en la sociedad de la información. 

La enseñanza (educación al menos en Latinoamérica) se ha convertido en otra arista del mercado, es decir: el mercado de educar, y sobre toda esa “estructura violenta” existe una serie de instituciones y empresas que se lucran del sistema educativo, industrias de los libros, cuadernos, papel, accesorios, mochilas, uniformes, colegios privados, software y hardware, el niño se ha convertido en un producto a construir y el padre en el cliente a contentary mientras aquello ocurre el mercado instruye  tanto a los maestros, padres y niños a que existe un orden establecido, podríamos decir las normas del mercado (democracia), que son transmitidas en la escuela y que son reproducidas en la adultez. 

Bajo esta forma de adoctrinamiento sutil reducimos “la educación, especialmente en la práctica, a un mero proceso de socialización, a pesar de su importancia, proceso instrumentalizado en último término por el mercado[1].   Ergo, la educación se convirtió en una serie de instrucciones mezclada con conocimientos para que el alumno se convierta en un futuro en un pequeño productor del mercado y en consecuencia en un consumidor del mercado que el mismo y sin saberlo ayuda a construir. 

Es que la educación vista desde esta óptica  genera pequeños y adolescentes que aprenden a competir más que a compartir, se le enseña que si quieren lograr algo en la vida deben esforzarse obtener buenas notas para lograr entrar en la Universidad y conseguir un buen empleo y poder “SER ALGUIEN EN LA VIDA”, es decir, su destino ya está escrito, por eso lo niños y jóvenes de la actualidad sufren cada día más de ansiedades, depresiones y frustraciones, el mundo (mercado y Estado) ya ha  establecido cual es el modelo de individuo que, bajo los parámetros indicados, tendrán éxito o fracasos en el futuro dependiendo de cómo se adapten, aunque definitivamente ya no podemos hablar de instruir para la fábrica si podemos hablar de instruir para la informática, en otras palabras es formar desde la tecnología para servir a la tecnología y para consumir esas tecnologías, me pregunto, aunque no es tan cruel como lo nazis sí que se han aprendido el modelo para formar ciudadanos de sus modelos. 

Para mí, aunque la educación es sin duda alguna más universalizada, esta democratización está diseñada para el desarrollotecnológico y económico, para establecer un status quo (pero con muchas voces eso sí) de lo que no cambia en el mundo, no hay por lo tanto estado de bienestar, y puedo citar algunos ejemplos: la crisis de los refugiados, la alta tasas de paro pese a que hay gran cantidad de personas educadas, la desigualdad social, el hambre, la violencia machista que solo en mí país Ecuadordeja más de 100 mujeres asesinadas al año por causa del femicidio, la crisis medioambiental que nos da apenas 12 años para cambiar sino el desastre está anunciado, las graves tasas de suicidios aquí en España que superaría por creces el número de asesinatos al año, y la lista podría continuar, pero no se trata acá de exaltar lo malo sino de meditar lo que estamos haciendo mal para hacerlo mejor, y ahí la educación debe empezar a cambiar, sin duda: “En una sociedad tan egoísta como la que vivimos, la educación debe trabajar por la formación de personas solidarias, que contribuyan al bien común[iv]
“Todo el mundo habla de paz, pero nadie educa para la paz. La gente educa para la competencia, y la competencia es el principio de cualquier guerra”, dijo Pablo Lipnisky.Concuerdo con Lipnisky, y cito: “el modelo de educación que clasifica a los estudiantes de acuerdo a su rendimiento está equivocado. Cuando se destaca a los mejores por sus buenas notas, y se los premia, públicamente se está rechazando, dejando en un peor nivel, a los que no tienen tan buen desempeño.  Esta lucha de quién es mejor que el otro es competencia pura, y eso es el principio del conflicto.Lipnisky explica que la educación actual estimula en el estudiante la necesidad de ser mejor que los demás, cuando lo correcto sería estimular la mejor de las competencias: la que se tiene con uno mismo. “No tienes que ser mejor que otros, sé tú mismo”[v]. “Competir no tiene ningún sentido. Algo que se incentiva en los colegios es ranquear a los humanos: el mejor, el número uno. Los colegios que premian y castigan son generadores de violencia.”[vi]si esto está pasando y es una realidad aunque la superioridad no es por herencia genética sin duda alguna se está enseñando a ser superior que el otro y por eso tantas guerras.

3.- PROPUESTA:

El intelecto sin espíritu es peligroso. Necesitamos urgentemente de una cultura  interior que nos lleve hacia nuestra identidad más profunda.  La quiebra espiritual se produce cuando todo tiene un precio pero ya nada tiene valor[vii].

En nuestro último día de clases Usted nos dijo algo que consideró muy importante “La Paz es Previa”, y yo coincido plenamente con este pensamiento, pero agrego la paz, la justicia y el amor es previo al desarrollo del ser humano, están y estuvieron antes que nosotros apareciéramos en la tierra, son principios del espíritu y son estos los que deben regir cualquier proceso de socialización, instrucción y educación, si formamos sociedades de principios la autorrealización se dará de forma natural, incluso y esta es una idea mía, mucho antes de satisfacer las otras necesidades; si partimos de “principios” las actividades que se gestan en esa sociedad responderán y se accionaran a satisfacer los mismos, esto es educar para la paz y en paz, educar con amor y para el amor y educar para la justicia y en justicia, verbo y gracias, personas y sociedades al servicio de la paz, el amor y la justicia de todos nosotros, dándonos una cosmovisión distinta a la democracia, al mercado y a la resolución de los conflictos y las violencia actuales. Solo así tendremos personas educadas y con espíritu, sin precio sin destino y sin hacer del ser humano un producto. 

Si buscamos en lo previo el fundamento para todo crearemos sociedades de valores que sumado a valores traen paz. Yo estudio para que eso sea posible. 

Albert Einstein dijo: “Locura es seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes”. Como podemos evaluar los procesos educativos en el mundo, como podemos saber si lo estamos haciendo bien, la respuesta es simple miremos los problemas que existen actualmente, su gravedad y su profundidad y veremos un panorama grave pero más que todo cruel, la cuarta parte de las personas en nuestro planeta vive en la miseria extrema, la falta de sensibilización ante estos problemas pese a los grandes avances tecnológicos es el resultado de egoísmo que no logra transcender a los estudiantes occidentalizados, por eso las palabras de  Einstein aun cobran vigencia no podemos seguir educando de la misma manera porque estos problemas se agravan, debemos entender que solo desde lo previo podemos afrontar de forma humana (espiritual) estos problemas.

“Todo el mal reside en que los hombres creen en la existencia de condiciones que permiten tratar a sus semejantes sin amor. Ahora bien, esas condiciones no existen. Para con las cosas, se puede obrar sin amor: se puede, sin amor, romper la leña, cocer ladrillos, forjar hierro; pero, en las relaciones de hombre a hombre, el amor es tan indispensable como lo es, por ejemplo, la prudencia en las relaciones del hombre con las abejas. Tal es la naturaleza de las abejas: si no eres prudente con ellas, perjudicarás a las abejas y te perjudicarás a ti mismo. Así pasa con las relaciones entre los hombres.” (León Tolstoi: Resurrección)[viii]

Concuerdo con Tolstoi, aunque los principios son previos, los seres humanos debemos aprenderlos y mientras más temprano, incluso cuando se está en gestación, se enseñen las dinámicas con nuestros semejantes y con la naturaleza serán más saludables, por favor no confundir mi propuesta con una utopía, el amor, la justica y la paz existen son reales y a veces tangibles, estan allí a nuestro alrededor pero en el proceso de crecimiento en la vida por alguna razón no se “normaliza” ni en la socialización ni  se enseñan por lo tanto no se practican, en consecuencia vemos sociedades muy avanzadas pero con falta de amor un mundo falta de principios es uno al cual se destruye y se deshumaniza de manera inconsciente.

La pregunta es porque si estamos tan educados existe tanta crueldad actualmente, y la respuesta podría ser tan simple como que la forma en que estamos siendo instruidos, educados y socializados nos está enseñando a reforzar el ego a no emanciparnos de los temores propios de los niños a no transcender del “yo” al “nosotros” , en donde se entiende que es mejor cuidar de lo suyo que ayudar al resto, que la riqueza espiritual y material solo es valorable si es compartida y que se verifique que no es posible si no reconozco al otro en cualquier logro alcanzado: «El desarrollo moral tiende a avanzar desde “mí” (egocéntrico) hasta “nosotros” (etnocéntrico) y “todos nosotros” (mundicéntrico), ilustrando así perfectamente las distintas olas por las que atraviesa el despliegue de la conciencia» (Wilber, 2008, 25)[ix]. Como bien indica el autor la única manera es “salir de nosotros” el mundo es un sistema, concretamente, la sociedad es un sistema orgánico, debemos comprender que si una de las células del sistema se enferma el órgano se enferma, la enfermedad actual de sistema orgánico mundial es la apatía, la crueldad y la falta de principios previos y superiores que fundamenten la civilizaciones, vivimos para competir entre individuo, entre corporaciones, entre estados y en ese “egocentrismo” no evolucionado terminaremos explosionando, por eso la razón de esta propuesta educativa, empezar por la autorrealización para poder superar las necesidades sobre principios sin aplastar a nadie, de nada sirve que los individuos logremos “transcender” hacia una autorrealización cuando estamos ancianos, debe ser la autorrealización el camino hacia todo basado en principios que ya existen y que son previos.

La profesora Alena dijo “….No trates de cambiar al sistema, cambia tu primero…” y estoy completamente de acuerdo, “…No voy a ser vencido por lo malo, sino venceréal mal haciendo el bien…” esteversículo de Romanos 12: 21 y que fue la base de la No Violencia de Tolstoi y que luego  Gandhi uso en su revolución no violenta, me enseña que solamente con lo previo, que es natural, cambiaré lo que está mal sin violencia pero con fuerza de espíritu y una profunda convicción de que es hora de hacer lo correcto por lo motivos correctos y debemos empezar por la educación.

Cierro este ensayo con el siguiente pensamiento que resume todo lo previo y en lo que creo y aunque no comparta el mismo dogma, sin duda alguna si compartoel diagnóstico y la solución:
La mayor enfermedad de Occidente hoy no es la tuberculosis o la lepra; es no ser querido, no ser amado y que nadie se preocupe por ti. Podemos curar las enfermedades físicas con la medicina, pero la única cura para la soledad, la desesperación y la falta de esperanza es el amor. Hay muchos en el mundo que mueren por un trozo de pan, pero hay muchos más que mueren por un poco de amor. La pobreza de Occidente es un tipo distinto de pobreza – no es sólo una pobreza de soledad, sino también de espiritualidad. Hay un hambre de amor así como hay hambre de Dios.” (Camino de sencillez)[x].


[1]Re-hacer la educación: Los Mapas del Desarrollo Humano, Alfonzo Fernández Herrería y Gabriel Carmona Orantes, pagina 74.file:///C:/Users/Windows%207%20Home%20Pre/Desktop/MASTER/practicas%20y%20politicas/rehacer%20la%20educacion.pdf


[i] LA EDUCACIÓN EN LA ALEMANÍA NAZI , Francisco Lobato Olea, página 20https://idus.us.es/xmlui/bitstream/handle/11441/32721/TFG-105%20COMPLETO2.Final.2.pdf?sequence=1
[ii]LA EDUCACIÓN EN LA ALEMANÍA NAZI , Francisco Lobato Olea, página 24https://idus.us.es/xmlui/bitstream/handle/11441/32721/TFG-105%20COMPLETO2.Final.2.pdf?sequence=1
[iii]LA EDUCACIÓN EN LA ALEMANÍA NAZI , Francisco Lobato Olea, página 64https://idus.us.es/xmlui/bitstream/handle/11441/32721/TFG-105%20COMPLETO2.Final.2.pdf?sequence=1
[iv]José Luis Fernández Santillana, Secretario general de la Federación de Enseñanza USO (Unión Sindical Obrera)https://www.educaweb.com/noticia/2005/06/06/sociedad-tan-egoista-como-vivimos-educacion-debe-trabajar-496/
[v] Las Colegiaturas educan para las guerras:https://muhimu.es/educacion/pablo-lipnisk/
[vi] Las Colegiaturas educan para las guerras:https://muhimu.es/educacion/pablo-lipnisk/

[vii] Re-hacer la educación: Los Mapas del Desarrollo Humano, Alfonzo Fernández Herrería y Gabriel Carmona Orantes, pagina 75. file:///C:/Users/Windows%207%20Home%20Pre/Desktop/MASTER/practicas%20y%20politicas/rehacer%20la%20educacion.pdf
[viii] León Tolstoi: Resurrección tomado de:https://yosoytuprofe.20minutos.es/2017/12/20/24-citas-de-tolstoi-imprescindibles-en-el-mundo-educativo/
[ix]Re-hacer la educación: Los Mapas del Desarrollo Humano, Alfonzo Fernández Herrería y Gabriel Carmona Orantes, pagina 65. file:///C:/Users/Windows%207%20Home%20Pre/Desktop/MASTER/practicas%20y%20politicas/rehacer%20la%20educacion.pdf[x]//www.religionenlibertad.com/personajes/46697/10-ensenanzas-de-la-madre-teresa-de-calcuta-que-enmarcan-su.html

en abril 03, 2019

Colabora con la causa

Ayúdanos a mantener este sitio funcionando y expandiendo información de gran importancia y de interés para toda la humanidad, además con la aportación seguiremos promoviendo la paz en todos los aspectos de la vida humana y no humana. De antemano de agradecemos la ayuda

€1,00

EL DISCURSO DEL POPULIMOS PENAL, LAS PRISIONES Y LOS PELIGROS QUE ENFRENTAN LOS DERECHOS HUMANOS EN LA ACTUALIDAD.

Por: Juan José Hidalgo Huerta

“La vela no arde por nosotros, sino por todos aquellos a quienes no conseguimos sacar de prisión, a quienes dispararon camino de la cárcel, a quienes torturaron, secuestraron o hicieron ‘desaparecer’. Para eso es la vela.”

Peter Benenson, fundador de Amnistía Internacional

 

“Aquí no se paga el delito sino la pobreza”

Anónimo

1.- INTRODUCCIÓN.-

Como profesional del derecho, que ha ejercido por más de quince años el derecho penal y como criminólogo, me causa gran preocupación dos cuestiones: la primera, es el persistente discurso violento de la clase política por atribuirle al derecho penal problemáticas que competen al orden social, haciendo deliberadamente ver que los asuntos que deben ser resueltos por políticas públicas son el resultado de un débil sistema del poder punitivo, proceso que por cierto no es único de países Latinoamericanos sino que es como una especie de “franquicia del temor” que busca a través de la generación del miedo un control casi absoluto de la sociedades, generándose,  una inequitativa relación entre el individuo y el Estado, dándole a este último la capacidad en nombre de la seguridad de tener un exceso de leyes de carácter sancionadoras y de una vigilancia de casi todos nuestros asuntos, formándose sociedades cada vez más verticales y menos democráticas, llegando incluso en estos discursos políticos a denunciar que los derechos humanos son un obstáculo en la lucha contra la delincuencia y la seguridad de las personas, lo cual es paradójico pues el derecho penal y los derechos humanos no están para reforzar un sistema punitivo obeso sino precisamente para limitarlo y no permitir ningún exceso.

Segundo, en este afán por ser duros se han venido haciendo una serie de modificaciones a los códigos penales con el objetivo de que las penas sean cada vez más de prisión, no importa que sean cortas, ya que según esta lógica: la única forma de expiar es el encierro, produciendo con esto claras violaciones a los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, en lugares donde no se garantizan la vida, la salud, la integridad física, en algunos casos más extremos el acceso al agua o la comida, y en donde la pena ya no tiene un fin ulterior (prevención general o especial, retribución, rehabilitar o re socializar, etc.) sino solamente el establecer un “castigo”, siendo a claras luces no solo una violación a la Reglas Mínimas del Tratamiento de Reclusos, sino una violación a todo lo establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y las garantías propias de las constituciones de los países donde se dan estos fenómenos.

Sin duda alguna encerrar por encerrar, provoca un hacinamiento y muchos crímenes, así como un drama individual, familiar y social que lejos de establecer una solución a la seguridad (cosa que no es de competencia del derecho penal) y a los problemas reales, su efecto es precisamente el contrario pues aumenta la necesidad de seguridad y por lo tanto de “gobernar a través del control del delito”, algo que puede y debe ser tenido en cuenta para no terminar en estados policiales absolutos y violadores de la libertad, la fraternidad y la igualdad de los ciudadanos.

Sin ahondar a profundidad vamos a analizar estos dos aspectos, el discurso del “populismo penal” y los problemas del encierro frente a los derechos humanos y haremos una recomendación final que busque garantizar la dignidad humana.

2.- FUNDAMENTACIÓN.-

Los nuevos discursos políticos nos han hecho pensar que la delincuencia se va a disminuir con el aumento de penas, aumentando  nuevos tipos penales, equipando mejor a las fuerzas de seguridad (policías, militares, guardias de seguridad) aumentando el número de fiscalías, juzgados penales o construyendo más cárceles, se ha pensado de igual manera que los espacios privados y públicos deben estar enrejados, con cámaras de seguridad, con puestos de guardianías en cada esquina, con el aumento del control tales como radares, patrulleros, mejores armas, en fin, un sinnúmero de medidas de control social estatal y privadas que lo único que han generado es un ciudadano con menos libertad, ya que, cada vez está más vigilado y por supuesto más controlado, donde dicho ciudadano solo pierde frente a la igualdad jurídica entre él y el Estado, y como si fuera poco, sin verdadera libertad interior pues cada vez tiene más miedo a un mitificado delincuente por los políticos y los medios de comunicación.

Cuando hablo de controlar, me refiero al fenómeno de “Gobernar por Medio del Derecho Penal” para mayor compresión sobre la forma de este fenómeno cito: “las características más visibles y mejor tratadas de la gobernanza a través del delito se vincula con la prácticas de sancionar, reprimir y privar la libertad de la personas. Pero gran parte de la tarea de gobernar a través del delito es equipar a los ciudadanos para la búsqueda individual (aunque valorada por la sociedad) de seguridad y justicia, y guiarlos en esa búsqueda. Ya no se trata de la tarea de imponer disciplina o sancionar. Muchos expertos en la materia han observado cómo el “miedo al delito” se ha transformado en una meta a los que orienta las acciones de gobierno; una cuestión menos tratada es a la ventaja relativa que supone apuntar hacia el “miedo al delito” y no al “delito”. La policía y las cárceles operan con personas que, por su nivel de socialización o por la confrontación social que se hace de ellas y oponen con personas que, por su nivel de socialización o por la construcción social que se hacen de ellas, oponen una elevada resistencia ante tales esfuerzos de gobernanza. En cambio, la población de los que son controlados mediante el miedo al delito y la valoración de las victimas está constituida en su mayoría por individuos más motivados brindar su conformidad.[i] (Las negrillas, las cursivas y lo subrayado es mío)

Ante lo dicho, la “Politización del Delito” siempre es una respuesta a una crisis gubernamental ante la inoperancia de resolver las causas que generan la reacción social delictual, evidentemente las estructuras políticas comenzaron a recurrir al delito como un vehículo para construir un nuevo orden autoritario.

Esta nueva corriente de masificación política del delito, alabada por los medios de comunicación ha producido que el derecho penal considerado en el estado liberal moderno de  “ultimo ratio” comience a ser protagonista de los debates para relativizar los derechos humanos hasta definirlos como un “estorbo[1]de los intereses nacionales de la seguridad y las guerras contra la delincuencia, drogas y muchas otras, siendo que este discurso pretende deslegitimar los garantías fundamentales, no solo del ciudadano penado o procesado, sino de todo aquel que reclama su espacio de libertad como derecho natural de los seres humanos, la seguridad jurídica solo es fundamental en la medida que sostenga la seguridad ciudadana, perdiendo a toda luz su función garantizadora, no se hable pues de la presunción de inocencia o menos aún de la mínima intervención estatal, fundamentos de los estados modernos y de las constituciones liberales de los siglos de las luces, el problema más evidente y preocupante como jurista y criminólogo así como investigador para la paz es que estamos en la línea de retroceder a un estado pre moderno donde la libertad solo puede estar en manos de pocos y ante esta molesta realidad, nuestro deber es hacer la denuncia para que los derechos humanos sean GARANTIZADOS plenamente por los Estados democráticos.

Cuando se norma para castigar y cuando se castiga como norma general, todo nuestro sistema de libertades y nuestros derechos humanos están seriamente en juego pues el Estado excede los límites del contrato social y al ejercer el monopolio de la fuerza (la misma que es ejercida por personas reales con intereses propios) le entregamos el poder sobre lo más preciado que tiene el ser humano su vida, para apoyar tal afirmación cito:

El derecho habla y cuando habla, no lo hace como todos nosotros –no es nuestro par, no es un igual– sino que, reclamando nuestra representación, se auto-asigna el poder de poner en marcha el aparato de la coerción estatal“. [ii]

La afirmación del profesor Gargarella es contundente, por lo tanto, cuando la normatividad se ajusta a este discurso violento cedemos nuestras libertades y le damos mayor poder al estado- entiéndase gobernante de turno- a imponerse sobre nuestras garantías básicas.

Las cámaras, asambleas y en general todo aparato legislativo debería ser nuestra primera línea de defensa ante el amenazante problema de exceso punitivo, sin embargo, lastimosamente al ser órganos de carácter político las medidas “populares” tienen que tener una respuesta positiva ante la amenaza construida por el discurso, los legisladores en muchas ocasiones se han convertido en los mejores voceros y repetidores del “perorata del miedo” y de “primero la seguridad frente a los derechos humanos” quedando en manos de la justicia el destino de esta nueva normatividad inquisidora.

La administración de justicia, no los juristas y criminólogos que estamos llamados a ser defensores de la justicia y no solo de leyes, por su parte es incapaz de responder pues debe ejecutar las leyes que se crean sin razonamiento o debate legislativos, recordemos que la mejor arma de este tipo de gobernanza siempre es la “emergencia” lo que hace que las leyes nunca cumplan el proceso de la teoría de la legislación y una debida y democrática  discusión parlamentaria, sin embargo, esto presenta dos retos, uno, que la justicia penal no está en capacidad de resolver toda la cantidad de procesos que le cargan día a día, menos aún los derivados de problemas sociales que terminaron en normas penales y, dos, la permanente injerencia de los poderes públicos y medios de comunicación  tipo -bullyng mediático y políticos- que se hacen a los jueces cuando sus decisiones responde a la justicia y no a la propaganda penal. Como vemos cuando la ley habla es violenta y es más violenta cuando no es producto de la razón sino del miedo, dejando más problemas que soluciones reales.

Para reafirmar lo expuesto y su gravedad cito un extracto de informe anual del año 2017 de la Organización Hunan Wright Wacht en donde se lee: “Los derechos humanos existen para proteger a las personas de los abusos y el desamparo de los gobiernos. Los derechos limitan lo que un Estado puede hacer e imponen obligaciones con respecto a cómo debe actuar. No obstante, en la actualidad, una nueva generación de populistas está malogrando estas garantías. Pretendiendo hablar en nombre del “pueblo”, consideran a los derechos un impedimento para lo que ellos entienden como la voluntad de la mayoría, un obstáculo superfluo que se interpone a la defensa de la nación frente a las amenazas y los males que supuestamente se ciernen sobre ella. En lugar de aceptar que los derechos protegen a todas las personas, los populistas privilegian los intereses declarados de la mayoría y alientan a la población a adoptar la peligrosa creencia de que ellos mismos nunca necesitarán hacer valer sus derechos frente a un gobierno avasallante que afirma estar actuando en su nombre[iii]. (Las cursivas, las negrillas y subrayado es mío)

Para ir concluyendo con este punto podemos resumir que el populismo penal refuerza un modelo autoritario de gobierno o dicho de otra forma “gobernar por medio del delito”, que en este modelo se limitan las libertades de los seres humanos al tener que ceder desde su privacidad personal so pretexto de la seguridad pública, además este tipo de políticas cuando se convierten en normas jurídicas la relación de igualdad entre el Estado frente al ciudadano llano desaparecen, se pone en riesgo el derecho humano a la vida pues sin duda alguna no solo se contempla la posibilidad de ir a la cárcel por casi cualquier causa sino que se otorga el derecho al Estado para que a discrecionalidad se use la fuerza letal, también, se pone en riesgo la seguridad jurídica pues las garantías procesales derivadas de los derechos humanos está siendo degradadas como una cuestión superficial y como un verdadero obstáculo en el supuesto desarrollo de la justicia y la seguridad ciudadana, en resumen, se pone de manifiesto que los estados donde imperan estos discurso del miedo no se van a respetar los derechos humanos y eso en sí pone en serias dudas la democracia y la paz ciudadana, creo que el discurso del populismo penal es en sí la verdadera amenaza mundial.

Creo que debemos regresar la mirada a Becaria cuando expresa “Hay que tener cuidado porque no es verdad que los castigos más crueles consigan algún efectivo. A medida que los castigos son más crueles, los hombres se endurecen y para que una pena obtenga su efecto basta, y esto es necesario tenerlo presente, que el mal sea superior al bien que sale del delito”   Es hora de poner el dedo en la llaga y denunciar la tendencias involutivas que aquejan a este populismo penal y así “sirva para que algunos fijen su atención en estos problemas y para despertar algunas consciencias que en los últimos años parecen haber perdido una parte de su capacidad para enfrentarse críticamente con la realidad que nos rodea“.[iv]

3.- LA PRISIONES Y LAS PENAS.-

Como el problema carcelario es tan grande en el mundo y es imposible abarcarlos todos, intentaré ejemplificarlo con algunos informes acerca de la violación de los derechos humanos en Latinoamérica, se verificará de los extractos de dichos informes la situación del preso que, corre no solo entre la vida y la muerte, entre comer o no, acceder al agua o morirse de sed, menos aún hablar de atención sanitaria o de salud, evidenciamos una hipocresía en cuanto a un rígido control de los derechos humanos para emitir sentencias pero un completo desinterés en que esa sentencia tenga un propósito ulterior y menos aún que el condenado sea tratado como un ser humano, es así que un informe de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denominado “Informe sobre Derechos Humanos de las Personas Privadas de la Libertad en las Américas del año 2011” en el apartado “El principio del trato humano” explica las obligaciones de los Estados frente a la situación de ser humano del preso y como debe ser tratado en su internamiento, veamos lo que indica numerales  67 y 68:

El derecho de las personas privadas de libertad a recibir un trato humano mientras se hallen bajo custodia del Estado es una norma universalmente aceptada en el derecho internacional. En el ámbito del Sistema Interamericano este principio está consagrado fundamentalmente en el artículo XXV de la Declaración Americana, que dispone que “[t]odo individuo que haya sido privado de su libertad […] tiene derecho a un tratamiento humano durante la privación de su libertad”.  Además, el trato humano debido a las personas privadas de libertad es un presupuesto esencial del artículo 5, numerales 1 y 2, de la Convención Americana que tutela el derecho a la integridad personal de toda persona sujeta a la jurisdicción de un Estado parte. 

Además, como ya se mencionó, los Principios y Buenas Prácticas sobre la Protección de las Personas Privadas de Libertad en las Américas se sustentan en la idea fundamental de que: Toda persona privada de libertad que esté sujeta a la jurisdicción de cualquiera de los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos será tratada humanamente, con irrestricto respeto a su dignidad inherente, a sus derechos y garantías fundamentales, y con estricto apego a los instrumentos internacionales sobre derechos humanos.    En particular, y tomando en cuenta la posición especial de garante de los Estados frente a las personas privadas de libertad, se les respetará y garantizará su vida e integridad personal, y se asegurarán condiciones mínimas que sean compatibles con su dignidad (Principio I)”[v]. (Las cursivas, lo subrayado es mío)

Según el informe citado en estos países el preso o condenado no pierde la calidad de ser humano mientras se encuentra en custodia del Estado para el cumplimiento de una condena o en espera de juicio, es más del extracto (lo cual se puede ampliar si se revisa el informe) se evidencia que los Estados han suscrito las convenciones e instrumentos de derechos humanos y que dicha normativa es parte de sus Constituciones referente a el trato HUMANO al preso según estas mismas normas internacionales de derechos humanos que posteriormente son parte de su ordenamiento jurídico, por lo tanto, tendríamos que concluir que las cárceles aunque nunca serán un paraíso deberían cumplir con ciertas medidas para GARANTIZAR los derechos naturales de los seres humanos preso o condenados, sin embargo, nada más lejos de la verdad, ya que, como se cita a continuación ninguna de estas garantías se cumple, veamos en el mismo informe la parte de sus “conclusiones”:

“610. La CIDH observa que uno los problemas más graves y extendidos en la región es precisamente la falta de políticas públicas orientadas a promover la rehabilitación y la readaptación social de las personas condenadas a penas privativas de la libertad.[2]

611. A este respecto, la CIDH subraya que la condición fundamental para el logro de los fines de la pena es que el Estado, como garante de los derechos de las personas privadas de libertad, adopte las medidas necesarias para respetar y garantizar los derechos a la vida e integridad personal de los reclusos, y asegure condiciones de reclusión compatibles con su dignidad humana. (…) o en los que el Estado no provee condiciones mínimas de espacio, alimentación, higiene y atención médica.

612. Otra grave deficiencia estructural que obstaculiza la implementación efectiva de cualquier sistema de actividades para los reclusos, es la sobrepoblación. La masificación de los sistemas penitenciarios impide el acceso de la mayor parte de los reclusos a las –generalmente pocas– oportunidades de trabajo y estudio, imposibilitando su adecuada clasificación

693; lo que genera una situación de hecho contraria al régimen establecido por el artículo 5.6 de la Convención. Por lo tanto, el logro de la finalidad esencial de la pena mediante el tratamiento penitenciario adecuado, presupone necesariamente erradicar la sobrepoblación y el hacinamiento.

613. Si los Estados no garantizan condiciones mínimas en las que se respeten los derechos humanos de los reclusos, y no destinan los recursos suficientes que posibiliten la implementación de estos planes y proyectos, no tendría ningún efecto práctico relevante el que el ordenamiento jurídico –y el discurso político– se refiera a la readaptación social y la rehabilitación como fines del sistema penitenciario. Por lo tanto, el primer paso de toda política integral diseñada por el Estado para el cumplimiento de los fines de la pena, debe dirigirse primero a hacer frente a las deficiencias estructurales”[vi] (Las cursivas son mías)

Imagen 1.-[vii] se puede verificar los niveles de hacinamiento que se viven en la cáceles latinoamericanas en donde es imposible pensar que en esa situación exista un reconocimiento a dignidad humana y los derechos humanos, aunque como vemos el informe de CIDH es del 2011 esta penosa realidad y tortura es común  en casi toda Latinoamérica en la actualidad.

Imagen 2.[viii] En esta foto se verifican las consecuencias del discurso populista penal según Elena Azóala, especialista del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) de México, la población carcelaria en Latinoamérica aumento en un 100 por ciento entre los años de 1992 al 2012.[3]

Como vemos del informe transcrito y sus conclusiones, las cárceles Latinoamericanas no proveen un fin ulterior a la pena, los privados de la libertad son sujetos a los que la protección de su vida se les ha privado, por un lado debido a un alto índice de corrupción en los sistemas penitenciarios y por otro lado por ser usados por las mafias internas que controlan las cárceles, es así que muchos son obligados a trabajar para ellos, a pagar por su seguridad a comprar un espacio para dormir y descansar, a más de la violencia interna que se vive por el control de los territorios y las personas de estos centros de internamiento, por último, el acceso a servicios sanitario, alimentación, acceso al agua, entre otros elementos básicos para la vida que están ausentes o no son negados por falta de recursos económicos para su debida atención, pese a esto, es decir, a que es una clara violación a los derechos humanos mínimos, los discursos políticos incitan a aumentar las penas y a que se ejecute con esta crueldad, lo cual es irracional ya que estas no son cárceles sino campos de torturas llamados prisiones.

Para actualizarlo un poco el informe del 2011 quisiera recoger una noticia del diario El Comercio de Ecuador en donde se indica: “11 presos han muerto en 8 cárceles este 2018” de fecha 11 de junio del 2018, lo que trato de explicar con esta nota es que en Ecuador y en muchos lugares del mundo no se puede garantizar la vida de las personas privadas de la libertad, por lo que resulta una verdadera necedad insistir en el discurso punitivo, entre las causas de la muerte de estos individuos la nota recoge otras violaciones a los derechos humanos que voy a enumerar: hacinamiento, empeño (modalidad de extorsión de un preso perteneciente a una mafia criminal sobre otro), abusos de las autoridades y excesiva represión y uso de la fuerza, ataque en defensa propia, cárceles sin sistemas de seguridad, falta de capacitación de las fuerzas de seguridad y personal administrativo de las prisiones, violaciones sexuales, suicidios entre otros.

Imagen 3.-[ix] Foto de una cárcel de Ecuador en momentos en que las fuerzas policiales, que no son parte del sistema penitenciario torturan y golpean a los presos en una requisa, estos procedimientos son muy comunes, lo digo por experiencia por haber sido Director de una cárcel y teníamos constantes discusiones sobre este tipo de abusos.

 Imagen 4.-[x] Acto de protesta de prisionero extranjero en Cárcel Regional de Guayaquil, abril de 2015.Comité de Familiares “Unidas somos más”.  Foto: CDH


Para el jurista y reconocido criminólogo Eugenio Zaffaroni, “la Criminología no puede entenderse sin que su objeto de estudio aborde las relaciones de poder, como se puede ver en mis líneas anteriores concuerdo con él y agrego que ni el derecho (en especial los humanos y el penal) ni la propia criminología deben legitimar el exceso de punición, las garantías de los procesos sociales y jurídicos deben y están obligadas a hacer precisamente lo contrario: limitarlo, para tener sociedades horizontales donde el goce de los derechos humanos sean plenamente ejercidos.

En la misma línea Zaffaroni nos dice “que la ciencia criminológica como un saber o conjunto de conocimientos que nos permite explicar cómo operan los controles sociales punitivos de nuestro margen periférico, que conductas y actitudes promueven, qué efectos provocan y cómo se los encubre en cuanto ello sea necesario o útil para proyectar alternativas a las soluciones punitivas alternativas menos violentas que las existentes y más adecuadas al progreso social”[xi], al igual que Zaffaroni considero que existe un ejercicio del poder selectivo, que la violencia se reproduce, que existe un condicionamiento de mayores conductas lesivas, que al menos en los sistemas de justicia latinoamericanos existen una terrible corrupción institucional, la verticalización social y la destrucción de las relaciones horizontales o comunitarias, concuerdo en deslegitimar el sistema penal, este se ha convertido en una guerra, es un “hecho de poder real”, que no podemos hablar de paz sin que la garantía de la mínima intervención estatal sea una realidad. Mi pensamiento es que la “pena” es una violencia en todo el significado de la palabra y que es hora de llenar este vacío desde la ciencia para la paz respetando y haciendo respetar la garantía, goce y efectividad de los derechos humanos.

4.- Conclusiones:

Es evidente que estamos ante una grave crisis de los derechos humanos y este problema se debe a la progresiva y expansiva ola del denominado “populismo penal o punitivo”, que este mismo discurso va ganando terreno frente a las libertades individuales gracias a la exacerbación de los miedos, la idealización de un sistema de seguridad por encima de la vida y las libertades ciudadanas, que este discurso encuentra gran replica por parte de los medios de comunicación que de forma irresponsable inundan nuestra vida cotidiana con escenas de violencia, que existe una crisis legislativa ante la fuerza de estos discursos que debiendo ser el poder garantizador del Estado de Derecho actúa contrariamente  y lejos de limitar el uso del control social por medio del delito refuerza con normas punitivas y aumenta los años de cárceles o manda a prisión por cualquier cosa incluso de penas cortas e innecesarias, y es más se han unido a este sistema dejando la normatividad a merced de –gobiernos de turno- para hacer con las libertades y los ciudadanos casi todo; pero lo más grave y denunciable es la deslegitimación sistemática de los derechos humanos como verdaderos obstáculos a la justicia y la seguridad de las personas, ejemplos como los de Estados Unidos, Filipinas, Brasil e incluso Ecuador dan una buena base para afirmar que existe un verdadero discurso paralelo en contra de toda la doctrina, tratados y declaraciones de los Derechos Humanos lo cual no sólo es lamentable sino muy peligroso para la democracia, la paz y todo lo que ellas representan.

 Por otra parte, la pena que en el estado liberal moderno buscaba fines ulteriores como son la resocialización, rehabilitación y reintegración del condenado y así legitimaba la existencia de la pena y el derecho del Estado para usar su monopolio de la fuerza para apresar, lo que está ocurriendo es que estos principios han perdido sentido práctico y filosófico-político, ahora las cárceles se han convertido en cualquier cosa menos en lugares de corrección, en este sistema perverso lo importante es tener presos no importa si están hacinados, comidos o seguros, la violación a los derechos humanos en las prisiones es brutalmente evidente y deshumanizador, aquí no solo se construye un discurso de desplazamiento de los derechos humanos sino que el mismo se ejecuta día a día.

Este ensayo no dice nada nuevo, pero si intenta rescatar algo, la pena tiene que tener un sentido y significado sino la fundamentación de entregarle el monopolio de la fuerza a los Estados se queda sin razón y objeto, evidenciando, demostrando y denunciando podemos tener conciencia de lo que pasa en el mundo, no solo donde existen conflictos armados hay violaciones de los derechos humanos fundamentales en países en donde en teoría hay paz, debemos tener presente que estos mismos horrores están en el patio trasero de nuestros países, los derechos humanos son precisamente el camino ya trazado por la historia y la humanidad para cambiar estas realidades perversas, nuestro deber como investigadores para la paz, en mi caso también como penalista y criminólogo, es la demanda mediante un discurso paralelo de obligación y protección del ciudadano para exigir la GARANTIA PLENA DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DE TODOS LOS SERES HUMANOS, pues sin duda alguna cuando dejo que se viole un derecho a una persona, no importa su condición o que clase social tiene, le doy permiso al estado punitivo para violar los derechos de todos nosotros, debemos defender la vida, la libertad y la paz, solo así encontraremos eso que llamamos JUSTICIA, cierro con la siguiente cita:

“Por nuestras cárceles, tan solo los multiplicamos y los empeoramos. Por nuestros agentes de policía secreta, nuestro -precio por la sangre-, nuestras ejecuciones y nuestras prisiones, propagamos en la sociedad una corriente tan terrible de las pasiones y odios más bajos, que el que se diera cuenta de los efectos de estas instituciones en toda su extensión tendría miedo de lo que la sociedad está haciendo bajo el pretexto de mantener la moralidad. Es absolutamente preciso que busquemos otros remedios”

 Piotr Kropotkin

4.- BIBLIOGRAFÍA:

1- Amnistía Internacional Filipinas: La difamación de los derechos humanos por Duterte, una “clásica táctica de distracción”.

https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/noticias/noticia/articulo/filipinas-la-difamacion-de-los-derechos-humanos-por-duterte-una-clasica-tactica-de-distracci/

2.- https://www.elperiodico.com/es/internacional/20181029/frases-jair-bolsonaro-7115801

3.- El discurso que justificó una “masacre” política 27 de febrero de 2012 – 00:00. Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: 

https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/actualidad/1/el-discurso-que-justifico-una-masacre-politica

4.- Manual del Derecho Penal. Parte General. Zaffaroni, Eugenio Raúl; Alagia, Alejandro; Slokar, Alejandro, Editorial Sociedad Anónima Editora. Buenos Aires, 2011.

5.- Problemas Criminológicos en las Sociedades Complejas; Coordinadoras: Mirentxu Cordoy Bidasolo y Carmen Ruidiaz García. Editorial: Universidad Pública de Navarra.

6.- Gobernar a través del Delito. Autor: Jonathan Simon .Editorial Gedisa. Oxford University Press Inc.

7.- El Nuevo Derecho Penal. Autor: Gerardo Landrove Díaz. Tirant Monografías 639.

8.- Informe sobre Personas Privadas de Libertad en las Américas. Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Organización de Estados Americanos 31 de diciembre del 2011.

9.- El derecho y el castigo: De la injusticia penal a la justicia social. Roberto Gargarella.

file:///C:/Users/Windows%207%20Home%20Pre/Desktop/MASTER/notas%20tcm/Gargadella.pdf

10. – Kenneth Roth, Executive Director, Organization Human Wright Watch: Informe 2017. El peligroso avance del populismo: Ataques globales a los valores de derechos humanos.

https://www.hrw.org/es/world-report/2017/country-chapters/298722

11.- Populismo y castigo Pena. Autoría: Romina Frontalini Rekers.

http://www.pensamientopenal.com.ar/system/files/2012/10/doctrina34815.pdf

12.- Revista de Humanidades. Numero 20. Enero-Diciembre 2013. Foucault, cárcel y mujer: el conflicto de la reincidencia. Francisco Jiménez Bautista y Francisco Jiménez Aguilar.

http://www.revistadehumanidades.com/articulos/42-foucault-carcel-y-mujer-el-conflicto-de-la-reincidencia

13.-  Revista de Derecho UNED, núm. 14, 2014. EXCLUSIÓN SOCIAL Y CRIMINALIDAD SOCIAL EXCLUSION AND CRIMEN: Dolores Serrano Tárraga.


[1]  Aquí Algunos ejemplos: A)  Filipinas: La difamación de los derechos humanos por Duterte, una “clásica táctica de distracción”: “Difamar a los grupos de derechos humanos es una táctica de distracción clásica de los autores de abusos contra los derechos humanos en todo el mundo. La bravuconería, el derramamiento de sangre y las amenazas a quienes lo critican han caracterizado hasta ahora la presidencia de Rodrigo Duterte. Por desgracia, cuando comienza su tercer año en el poder, parece que la población filipina se enfrenta a más de lo mismo”. B) Jair bolsonaro, Presidente de Brasil: El error de la dictadura fue torturar y no matar”. “Hay que dar seis horas para que los delincuentes se entreguen. Si no, se ametralla el barrio pobre desde el aire “y C) Jaime Nebot, Alcalde de Guayaquil, Ecuador: en un discurso como Gobernador en 1985 ““Ustedes, policías, tienen órdenes precisas, claras; tenéis el respaldo moral, legal y económico del Gobierno (…) Usad las armas porque están facultados para ello. Ya saldrán las cotorras nuevamente a clamar por los derechos humanos, pero por los derechos humanos de los asesinos, de los delincuentes, de los terroristas, de los violadores y de los secuestradores (…) Porque si una mínima porción, ínfima porción, la porción podrida de la sociedad, tiene que caer abatida, tendrá que caer abatida” , quiero agregar que el antes Gobernador es el actual Alcalde de la Ciudad por casi 20 años  y utiliza el mismo discurso para gobernar a través del delito y es probablemente un candidato a la presidencia del país. Podríamos usar otros ejemplos como la narrativa de Trump o los discursos de derecha de Europa, pero considero que el punto ha quedado bastante claro, para este tipo de políticos y políticas los derechos humanos son una amenaza a su estilo de gobierno.

[2][2] Como hemos venido afirmando no se busca un fin ulterior a la pena, base fundamental del derecho del Estado para justificar las medidas de corrección en las prisiones.

[3] La investigadora, con más de 30 años de experiencia en estudios relacionados con las cárceles, la criminalidad y la violencia en México, presentó este día el estudio “Situación de las Prisiones en América Latina”. Explicó que en las cárceles de México y el resto de América Latina se ha incrementado “aceleradamente la población penitenciaria” debido al endurecimiento de las penas, el incremento de los delitos graves, la duración de los procesos judiciales, el abuso de la prisión preventiva y la falta de medidas alternativas. De acuerdo con la especialista, en números absolutos Estados Unidos tiene la mayor población de presos en el mundo con más de dos millones, seguido por China con 1,6 millones, Rusia con 700.000, India con 670.000, Brasil con 550.000 y México con 260.000 reclusos. Fuente. El Espectador edición digital, nota de fecha 25 de febrero del 2015. El artículo tiene como título “Sobrepoblación, principal problema en cárceles de A. Latina, según estudio”


[i] Gobernar a través del Delito, Jonathan Simon, Editorial Gedisa, Oxford University  Press, Inc. páginas 36 y 37.

[ii] Roberto Gargarella. El derecho y el castigo: DE la injusticia penal a la justicia social,

file:///C:/Users/Windows%207%20Home%20Pre/Desktop/MASTER/notas%20tcm/Gargadella.pdf

[iii] Kenneth Roth, Executive Director, Organization Human Wright Watch: informe 2017. El peligroso avance del populismo: Ataques globales a los valores de derechos humanos.

https://www.hrw.org/es/world-report/2017/country-chapters/298722

[iv] Francisco Muñoz Conde, Prologo del Libro “El nuevo derecho penal” Gerardo Landrove Díaz.

[v] Informe de los Privados de Libertad en las Américas  2011, página 24 y 25

https://www.oas.org/es/cidh/ppl/docs/pdf/PPL2011esp.pdf

[x] Imagen tomada: Sistema penitenciario ecuatoriano del siglo XXI: guetos de tortura, asesinatos, aislamiento y olvido, Análisis de Mónica Vera Puebla, INREDH

[vi] [vi] Informe de los Privados de Libertad en las Américas  2011, página 230 y 231

https://www.oas.org/es/cidh/ppl/docs/pdf/PPL2011esp.pdf

[vii]Imagen tomada en:  https://listas.20minutos.es/lista/cual-es-la-carcel-o-penal-mas-peligroso-de-latinoamerica-244060/

[viii] Imagen tomada de: https://www.elespectador.com/noticias/elmundo/sobrepoblacion-principal-problema-carceles-de-alatina-s-articulo-557799

[ix] Imagen tomada: Sistema penitenciario ecuatoriano del siglo XXI: guetos de tortura, asesinatos, aislamiento y olvido, Análisis de Mónica Vera Puebla, INREDH

https://www.inredh.org/index.php/archivo/derechos-humanos-ecuador/926-sistema-penitenciario-ecuatoriano-del-siglo-xxi-guetos-de-tortura-asesinatos-aislamiento-y-olvido

https://www.inredh.org/index.php/archivo/derechos-humanos-ecuador/926-sistema-penitenciario-ecuatoriano-del-siglo-xxi-guetos-de-tortura-asesinatos-aislamiento-y-olvido

[xi] Manual del Derecho Penal. Parte General. Zaffaroni, Eugenio Raúl; Alagia, Alejandro; Slokar, Alejandro, Editorial Sociedad Anónima Editora. Buenos Aires, 2011.